Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

¿Qué debo hacer para no tener helomas plantares?

helomas-plantares

Los helomas plantares son una hiperqueratosis localizada, es decir, una lesión cutánea que se produce en las capas más profundas de la piel del pie.

Los helomas son conocidos habitualmente como “callos” son capas gruesas y duras de la piel que aparecen cuando la piel se protege de la presión o una fricción.

Normalmente aparecen en los en los pies después de haber realizado una acción repetitiva. En este artículo te vamos a contar qué tratamientos existen y algunos consejos para prevenirlos.

Para identificarlos los síntomas más comunes que podemos encontrar es que tienen forma circular, de color oscuro y bordes bien definidos. En ocasiones, puedes estar cubiertos de durezas de color amarillo que corresponde a células muertas. Dependiendo de su localización pueden ser, más o menos, doloroso.

¿Cuáles son las causas de su aparición?

Suelen aparecer por pisar de forma incorrecta, por no hidratarnos suficientemente, al usar calzados con punta estrecha o bien aparecen en patologías como desviaciones de dedos, dedos en garra, sobrecargas metatarsales…

¿Cuál es su tratamiento?

Quiropodia:

En un tratamiento podológico en el que realiza una deslaminación que elimina las células muertas de las capas más superficiales de la piel. Después de la deslaminación, se realiza la enucleación, que es la retirada de las capas más profundas y tratar así el heloma.

Hay veces que para tratar los helomas se hace uso de terapia láser.

Estudio biomecánico de la pisada o de la marcha:

Este análisis sirve para conocer el estado tanto articular como muscular del paciente. Y en base a los datos obtenidos sobre el estado y el movimiento del paciente se determinarán las correcciones necesarias, ya sea, rehabilitación, uso de plantillas personalizas u otros tratamientos.

La mayoría de los helomas surge por alteraciones biomecánicas y de exostosis óseas. Y hay veces que la cirugía es la única solución para eliminarlos.

Algunas recomendaciones para prevenir los helomas:

  • Usar calzado con espacio suficiente es mejor comprar los zapatos al final del día, que es cuando los pies están más hinchados.
  • Utilizar protección como plantillas personalizadas.
  • Mantener la piel hidratada: con una crema específica.
  • Es importante no usar CALLICIDAS, ya que este producto no elimina la causa de la aparición del heloma y además provoca una herida y quemadura en la piel que empeora la situación.

Recuerda siempre acudir a un podólogo titulado y colegiado.

 

Comparte este artículo

Deja un comentario