Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

¿Qué es la queratolisis punctata o punteada?

queratolisis

La queratolisis punctata es una infección bacteriana que afecta al estrato córneo de las plantas de los pies, aunque menos frecuente, también puede aparecer en las palmas de las manos.

Es una infección habitual en adolescentes, personas deportistas que utilizan calzado cerrado durante largos periodos de tiempo, también aquellos que usan calzado de seguridad o están expuestos a mucha humedad.

Causas y factores de su aparición:

Las principales causantes de la aparición de la queratolisis punctata son las siguientes bacterias:

  • Kytococcus sedentarius.
  • Dermatophilus congolensis.
  • Corynebacterium spp.
  • Actinomyces spp.

Los factores que favorecen el desarrollo de estas bacterias son la oclusión prolongada, humedad mantenida en el tiempo y aumento del pH de la superficie de la piel. Además, la queratolisis punctata pueden sufrirla grupos de riesgo como personas diabéticas o que tengan un sistema inmunitario debilitado.

Síntomas de la queratolisis puntacta:

Los síntomas más habituales en los pacientes que sufren esta afección de la piel presentan hiperhidrosis (sudoración excesiva), mal olor o en casos menos frecuentes dolor o quemazón al caminar.

Las zonas más frecuentes de la aparición de la queratolisis punctata son aquellas de mayor fricción y presión como pueden ser la almohadilla plantar, el talón o la cara ventral del dedo gordo. También pueden cambiar de color, pudiendo ser de color blanco por la maceración, grisácea, verduzca, violácea o ennegrecida debido a los pigmentos bacecterianos o enrojecida si existe inflamación.

Diagnóstico:

El diagnóstico debe ser clínico, realizado por un profesional especializado como un médico dermatólogo o por un podólogo. Es importante realizar un diagnóstico diferencial para descartar otras patologías o afecciones que pueda sufrir el paciente en cuestión.

Tratamiento:

  • Antibióticos tópicos como el ácido fusídico, mupirocina, eritromicina o clindamicina.
  • Otros tratamientos tópicos como los corticoides o el ácido salicílico.
  • Toxina botulínica en casos de hiperhidrosis excesiva.

Con el tratamiento adecuado la queratolisis punctata desaparecerá en cuestión de 3 o 4 semanas.

Prevención:

  • Evitar usar calzado oclusivo durante mucho tiempo.
  • No usar calcetines de algodón.
  • Lavarse los pies con jabón antiséptico y secarlos muy bien para eliminar la humedad.
  • Usar fungicidas y antisépticos para la eliminación de hiperhidrosis.

No olvides acudir siempre a un podólogo, titulado y colegiado, para cuidar y mantener la salud de tus pies. Así te asegurarás que tendrás un diagnóstico acertado y te pautarán el mejor tratamiento para poner fin al problema.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario