Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

¿Qué es la lesión de Osgood-Schlatter?

lesion-de-Osgood-Schlatter

La lesión de Osgood-Schlatter es una protuberancia que aparece en la parte superior de la tibia, justo debajo de la rodilla, por sobreuso y que afecta sobre todo a adolescentes que practican deporte. Se trata de una inflamación causada por una tracción repetitiva de los tendones sobre una zona inmadura que todavía está en fase de crecimiento y desarrollo.

Causas

Esta dolencia suele aparecer en adolescentes que están en fase de crecimiento de entre unos 12 a 14 años en niños y de 10 a 13 años en niñas; y que con frecuencia practican deportes como el fútbol, baloncesto, atletismo, etc.

Durante la práctica deportiva, el cuádriceps tira del tendón que enlaza la rótula con el cartílago de crecimiento. La tracción continuada y repetida que ejerce el tendón sobre el cartílago de crecimiento, provoca dolor, inflamación y una protuberancia llamada tuberosidad tibial.

Síntomas

Los primeros síntomas de la lesión Osgood-Schlatte son el dolor en la rodilla y la inflamación que aparece justo debajo de la rótula. El dolor suele agravarse con la práctica deportiva y se reduce con el reposo.

El dolor se focaliza en la parte inferior de la rodilla, donde el tendón de la rótula encaja con la protuberancia o tuberosidad tibial. La lesión, por lo general, suele afectar a una sola rodilla, pero también puede aparecer en las dos, siendo simultáneo o alterno. 

La inflamación no afecta ni a la articulación ni a la movilidad de la rodilla, pero sí puede limitar su flexión completa por el dolor que produce la tracción al estirar el tendón de la rótula.

Estos síntomas pueden durar meses, pero remitirán de manera natural una vez se detiene el crecimiento de los huesos.

Tratamiento

Es tratamientos se basará en las siguientes pautas:

  • Descanso deportivo para el alivio del dolor y la inflamación.
  • Aplicación de frío en la zona.
  • Antiinflamatorios.
  • Plantillas adaptadas para minimizar los impactos y reducir la sobrecarga en la rodilla.
  • Practicar estiramientos enfocados en los isquiotibiales y cuádriceps antes de realizar la práctica deportiva.

Si tu hijo está sufriendo los síntomas que hemos mencionado, no dudes acudir a un profesional cualificado para realizar un diagnóstico especializado y recomendar el tratamiento más adecuado.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario