Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Pies planos en niños, ¿debemos preocuparnos?

pies-planos-ninos

Los pies planos son una disminución de la altura del arco longitudinal plantar. En este artículo te vamos a contar cuáles son los tipos de pies planos en niños y su tratamiento.

El arco del pie se desarrolla en los primeros años de la vida; por lo que este tipo de pie se considera normal hasta los 4-6 años, pero, a medida que los niños crecen los tejidos que sostienen las articulaciones se tensan y forman un arco.

Si pasados estos años persiste la ausencia de arco sí que estamos ante un pie plano, que en los niños suele ser flexible y en los adultos evoluciona a rígido. Los pies planos rígidos en la infancia obedecen a enfermedades congénitas que pueden manifestarse ya al nacimiento.

La evaluación inicial de un niño con pies planos es sencilla y se puede hacer sin mayor dificultad en una consulta de podología. En ella realizaremos una historia clínica y una exploración física para poder diferenciar ante qué tipo de pie plano estamos.

Por tanto, principalmente hay dos tipos de pies planos en niños:

Pie plano flexible:

En la mayoría de consultas por pies planos nos encontraremos ante este tipo de pie plano flexible. Este tipo de pie plano es el que se considera dentro de la normalidad y que con el paso del tiempo irá desarrollando el arco. En la exploración física veremos a un niño que apoya toda la planta del pie (se puede hacer con un podoscopio: un cristal al que se sube el niño y nos permite ver en un espejo cómo apoya la planta del pie), pero que al ponerse de puntillas define claramente un arco plantar.

También veremos cómo aparece el arco si al niño le pedimos que eleve el dedo gordo del pie.

En la mayoría de los niños con un pie plano flexible lo único que debemos hacer es tranquilizar a la familia y decirle que lo habitual es que con el paso del tiempo el niño desarrolle el arco plantar.

Pie plano rígido:

Suele ser menos frecuente. Ocurre cuando el pie tiene uniones anómalas entre sus huesos. Se caracteriza por tener una deformidad con menor altura del arco longitudinal y el talón desviado hacia afuera.

Las formas de pie plano infantil rígido más frecuentes suelen ser:

Pie plano asociado a escafoides accesorio.

Pie plano por coalición tarsiana.

Pie plano astrágalo vertical congénito.

Sera necesario realizar una radiografía para identificar la posible patología ósea.

Tratamiento del pie plano en niños

Hay niños con pie plano que no tienen molestias. Pueden correr o andar sin problemas y sin molestias. en el caso de que se trate de un pie plano flexible asintomático, por lo general no necesita ningún tratamiento, pues el pie mejorará su alineación con el paso del tiempo.

Pero algunos se cansan con facilidad o se caen con frecuencia cuando corren. Otros presentan dolor en la cara interna de la rodilla, del tobillo, en los gemelos o en la planta del pie. En estos casos al poner plantilla a veces mejoran claramente, ya que puede reducir las molestias y permitir al niño tener una actividad física normal.

Además, conviene:

  • Controlar el sobrepeso.
  • Caminar descalzo por terrenos naturales como la arena, el césped, o la alfombra de casa.
  • El zapato tiene que brindar la movilidad, amplitud y comodidad de un pie desnudo.
  • Caminar de puntillas, con los pies descalzos unos 3 minutos al día
  • Caminar sobre el borde externo de nuestros pies, con los dedos flexionados 5 minutos diarios.
  • Caminar de talones 5 minutos diarios.

En el caso de que se trate de un pie plano rígido, hay que estimular el desarrollo de los músculos del pie caminando de puntillas o andando descalzo por casa. Además, el calzado rígido hay que evitarlo.

En casos de pie plano rígido por uniones óseas anómalas, si es poco sintomático suele ser suficiente con tratamiento rehabilitador que revierta la contractura de la musculatura peronea. Si existen esguinces muy repetidos o dolor que no cede con tratamiento rehabilitador, se ha de plantear una cirugía de resección de la unión ósea anómala.

En definitiva, ya sabes lo que debes hacer para tratar los pies planos en niños. Si se trata de un pie plano rígido y quieres acudir a un podólogo, recuerda que sea titulado y colegiado para un tratamiento profesional y seguro.

Comparte este artículo

Deja un comentario