Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Diferencias entre plantillas para los pies

plantillas-para-los-pies-personalizadas

Las plantillas son un tratamiento o dispositivo médico-ortopédico que se usa dentro del zapato para corregir problemas en los pies, así como aliviar el dolor y prevenir gran tipo de patologías.

Están hechas a medida, para adaptarse a los pies y son extraíbles por lo que se pueden usar en combinación con distintos pares de zapatos.  

Existen multitud de modelos de plantillas prefabricadas o genéricas, pero tienen un bajo nivel de efectividad.

Por tanto, lo más recomendable es acudir a un podólogo colegiado y titulado quien realizará un estudio biomecánico completo para prescribir al paciente unas plantillas personalizadas, también llamadas ortesis plantares que son las más recomendables.

Existe una gran diferencia entre ellas y es que las plantillas prefabricadas son de tipo estándar y las ortesis plantares son totalmente personalizadas para cada paciente, tipo de pie y patología.

Hay que dejar muy claro, que el podólogo, es el profesional capacitado para emitir un diagnóstico y prescribir cualquier tipo de tratamiento para los pies.

Es importante recordar que los técnicos ortopedas, no están cualificados técnica ni legalmente para emitir diagnósticos. Los ortopedas solo pueden fabricar plantillas de acuerdo a las instrucciones proporcionadas en la receta prescrita por un médico o un podólogo.

Principales características de las plantillas personalizadas:

  • Las plantillas personalizadas   están diseñadas para adaptarse a la patología que presenta el pie del paciente: metatarsalgia, fascitis plantar, tendinitis, sinovitis…corrigiendo una mala pisada y mejorando el movimiento de todo el cuerpo.
  • Las plantillas genéricas están enfocadas para el descanso del pie y no para tratar ninguna patología. Las plantillas personalizadas están fabricadas en función de la información obtenida por el podólogo, a través del estudio de la pisada.
  • Una vez adquiridas las plantillas personalizadas, la figura del podólogo no desaparece, ya que es el profesional encargado de hacer un seguimiento rutinario al paciente, para realizar posibles reajustes en la plantilla, si fuera necesario, y el paciente se adapte perfectamente a ellas. Esto no ocurre con la compra de unas plantillas convencionales.
  • Los materiales que se utilizan en las plantillas personalizadas se basan principalmente en las necesidades del paciente, utilizando los mejores materiales como el EVA, resinas, polipropileno de distintos grosores, fibra de carbono o vidrio, etc. Los materiales empleados en las plantillas genéricas, no suelen garantizar una gran calidad ni durabilidad. Hay que tener en cuenta que, de estropearse la plantilla, ya sea por el sudor o por el uso, puede ocasionar daños y lesiones tanto en los pies como en otras zonas del cuerpo.

En definitiva, se recomienda acudir al podólogo para determinar si el paciente necesita plantillas personalizadas, mediante la realización de un estudio biomecánico completo. Ayudando así prevenir futuras lesiones.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario