Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

¿Cuáles son las infecciones más frecuentes en los pies?

infecciones-mas-frecuentes-en-los-pies

Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, son los que soportan nuestro peso corporal. Es una parte del cuerpo a la que sometemos de forma continuada a roces provocados por el uso de un calzado inadecuado o al uso de tacones y los exponemos a sobrecargas y posiciones poco correctas. Por eso, vamos a detallarte cuáles son las infecciones más frecuentes en los pies.

Las infecciones pueden ser causadas por diferentes microrganismos como hongos, bacterias o virus.

Infecciones causadas por hongos

  • Pie de atleta: Es una infección muy habitual, contagiosa y se puede transmitir por contacto directo (calcetines o zapatos), así como caminar descalzo por ambientes húmedos, como piscinas, duchas públicas, vestuarios, etc. No es una infección grave, pero si muy molesta, generando picor, sensación de quemazón, descamación y grietas que se producen especialmente debajo de los dedos y en la zona plantar. Al ser común la infección entre los deportistas que utilizan estas instalaciones, el término pie de atleta se ha popularizado.
  • El riesgo puede aumentar al llevar zapatos cerrados, si se mantienen los pies húmedos por un largo período de tiempo y cuando hay una lesión en las uñas o en la piel.
  • Los hongos que provocan el pie de atleta son de la familia de los dermatofitos y se caracterizan porque se nutren de la queratina de la piel. Los síntomas más comunes del pie de atleta son: Piel seca en escamas, picor, enrojecimiento, mal olor, inflamación, ampollas. Además, si el hongo se encuentra en las uñas suelen presentar decoloración, engrosamiento e incluso podrían desprenderse.
  • Tiña podal: Es una infección que causa los mismos síntomas que el pie de atleta, pero causada por un hongo diferente. Suelen ser hongos muy contagiosos y pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

Infecciones víricas: Verrugas plantares

Las verrugas plantares o papilomas, son provocadas por el virus del papiloma. Su contagio es muy habitual en verano y perjudica sobre todo a niños y a personas que tengan un sistema inmune debilitado. Se eliminan con facilidad y no suponen mayor riesgo.

La elección del tratamiento dependerá del criterio del profesional, según la extensión de la verruga, la salud basal del paciente, así como el grado de colaboración y la edad.

Patologías Bacterianas. Entre ellas existen:

  • Queratólisis punctata: se trata de una infección que produce unas lesiones erosivas, redondeadas, en la planta de los pies. La maceración actúa como ambiente favorecedor de los organismos responsables, que producen destrucción de la queratina, causando lesiones erosivas.
  • Eritrasma: Es producido también por una corinebacteria. La diabetes y la obesidad predisponen, junto con el clima, al desarrollo de la infección.
  • Eccema microbiano: La clínica del eccema microbiano del pie consiste en placas eritematosas, erosivas, simétricas, con maceración o sobreinfección, generalmente en el primer o segundo espacio interdigital, que puede extenderse a toda la planta.

Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es la sudoración excesiva en los pies que puede ser causada por problemas hormonales, por utilizar un calzado inadecuado o por problemas en las glándulas sudoríparas.

Dermatitis plantar juvenil

La dermatitis plantar juvenil afecta a principalmente a niños o personas muy jóvenes (entre los 2 y los 15 años) que sufren piel atópica; es una inflamación de los pies que ocasionalmente puede afectar también a las manos. Esta dermatitis se caracteriza por una piel enrojecida y brillante en la que pueden formarse escamas, fisuras y grietas.

Otros problemas muy comunes en los pies

 Existen otras patologías, aparte de las infecciosas en los pies que también son muy comunes, entre las que destacamos:

  • Juanetes.
  • Callos y durezas.
  • Talones agrietados.
  • Pie diabético
  • Sequedad de la piel
  • Uñas encarnadas.
  • Eczemas.
  • Etc.

Si sospechas que sufres alguna de estas patologías, no dudes en acudir a un profesional cualificado como es el podólogo, ofreciéndote un diagnóstico y tratamiento adecuado para recuperar la salud de tus pies.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario