Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Consejos para evitar que el estrés afecte a tus pies

consejos-para-evitar-que-el-estres-afecte-a-tus-pies

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos comentado que estamos “estresados”, pero sabemos realmente… ¿Qué es el estrés y qué consecuencias tiene para la salud?

El estrés los definimos como un cúmulo de reacciones fisiológicas que sufre el cuerpo cuando una persona está sometida a un estado de tensión nerviosa continuada. Este estado puede ser provocado por situaciones diversas, ya sean en el ámbito laboral, social o emocional. El estrés puede producir diferentes trastornos no sólo a nivel psicológico sino también a nivel físico y motriz. Pero entonces… ¿Qué efectos puede tener el estrés en los pies?

En nuestros pies tenemos 40 músculos y más de 200 ligamentos que soportan nuestro peso y nos permiten movernos con ayuda de los músculos de las piernas. También son los responsables de compensar los desequilibrios y mantener una postura correcta. Por estas mismas razones, el pie es una de las partes del cuerpo que más sufren los problemas musculares asociados a los estados de estrés y ansiedad.

Así, muchas personas que sufren patologías del pie son a consecuencia de un trastorno emocional, que les provoca alteraciones en la postura y el movimiento.

El estrés puede provocar en nuestro cuerpo alteraciones musculares y posturales, entre otras. Estas alteraciones favorecen los cambios que afectan directamente a nuestros pies y a la forma de caminar. Estos cambios requieren un mayor esfuerzo músculo esquelético, apareciendo dolor, cansancio y pesadez.

En cuanto a los cambios posturales, es importante recordar que nuestros pies soportan todo el peso del cuerpo, el estrés hace que nuestros dedos se ‘agarroten’, que no sean flexibles, que nuestra pisada varíe… Por último, unos pies que no estén en condiciones provocarán a corto y medio plazo molestias, y pueden llegar a tener repercusiones en nuestras rodillas y caderas.

Consejos para evitar que el estrés afecte a tus pies

  • Sumergir los pies en agua con sal: tras una dura jornada de trabajo, nuestros pies pueden sufrir inflamación y sensación de pesadez. Sumérgelos en agua templada con sal durante unos 20 minutos aproximadamente y las molestias se reducirán. 
  • Masajear e hidratas los pies: masajea tus pies para relajar la zona plantar de los pies, ya que esta suele acumular mucha tensión. Hazlo pasando los pulgares o nudillos desde el talón hacia los dedos del pie, ejerciendo un poco de presión. Utiliza una crema específica podológica para hidratar correctamente tus pies y mantenerlos en buenas condiciones.
  • Realizar estiramientos: los estiramientos nos ayudarán a aliviar la tensión de los pies y son muy sencillos de realizar:
    • Dobla los dedos de los pies lentamente hacia el empeine.
    • Con la ayuda de una toalla, lleva el pie en dirección a la espinilla, flexionando el tobillo.
    • Apoya la punta de los pies en el borde de un escalón y de caer lo talones.
    • Realiza movimientos en círculo con los tobillos.
    • Rodar una pelota con la planta de los pies.
  • Pies en alto: mantén los pies en alto para favorecer la circulación sanguínea y aliviar la pesadez y el cansancio.
  • Calzado: el calzado tiene que ser cómodo, sujeto y que la punta no sea estrecha. Evitar tacones de más de 4cm. En caso necesario y que haya que adaptar plantillas para corregir alguna patología también se debe tener en cuenta a la hora de elegir el calzado.

Es importante que al llegar a casa utilicemos un calzado adecuado y cómodo. También puedes caminar descalzo en superficies blandas para estimular las terminaciones nerviosas. Pero si tus molestias persisten, acude un podólogo titulado y colegiado para averiguar las causas y solucionarlas de inmediato.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario