Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Consejos para cuidar tus pies en invierno

cuidar-tus-pies-en-invierno

Las bajas temperaturas afectan a la salud de nuestros pies ya que estas ralentizan la circulación y pueden provocar onicomicosis, sabañones, eccemas… Por ello, es muy importante cuidar de nuestros pies y prepararlos para el frío.

A continuación, te damos algunos consejos y recomendaciones para cuidar tus pies en invierno y prevenir posibles patologías.

Calzado

Se debe elegir un calzado cómodo, que se adapte a nuestro pie, ni muy apretado ni muy holgado. Unos zapatos que queden muy ajustados pueden oprimir el pie y dificultar la circulación de la sangre, así como causar rozaduras. Por otra parte, si se opta por un calzado demasiado holgado el pie no estará sujeto y se forzarían los músculos al andar.

Además, las zapatillas elegidas deben ser transpirables para evitar la humedad y que aumente la sensación de frío.

También es importante fijarse en la suela, lo ideal es que esta tenga un grosor suficiente para evitar que el frío pase a los pies y ser antideslizante para evitar caídas.

Calcetines

Es recomendable optar por calcetines de fibras naturales como la lana o el algodón ya que mantienen calientes los pies y permiten la transpiración evitando una sudoración excesiva. Al igual que los zapatos, los calcetines tampoco deben oprimir el pie porque dificultarían la circulación.

Fuentes de calor

Se debe evitar calentar los pies con fuentes externas de calor como radiadores, estufas o bolsas de agua caliente. Esto es así porque el cambio brusco de temperatura favorece la aparición de sabañones.

Hidratación

Beber mucha agua mejorará el riego sanguíneo y evitará que los pies se enfríen. Por su parte, evita el consumo de alcohol y tabaco que aumentan la deshidratación de la epidermis y reducen la circulación sanguínea.

Para mejorar la hidratación también se pueden utilizar cremas específicas. Además, aplicar la crema en los pies mediante un masaje activa la circulación y ayudará a que los pies entren en calor.

Vida saludable

No solo es beneficioso beber mucha agua, sino que la alimentación también influye en el estado de nuestros pies. Alimentos ricos en vitaminas C, E y K favorecen una buena circulación.

Y no hay que olvidarse de realizar deporte. Estar parado durante mucho tiempo favorece el enfriamiento de los pies. El ejercicio moderado te ayudará a mantener una buena circulación.

Estos son solo algunos consejos que te ayudarán a mantener tus pies sanos. Ante cualquier duda o patología no dudes en acudir a un podólogo titulado y colegiado.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario