Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Cómo afecta la diabetes a los pies

como-afecta-la-diabetes-a-los-pies

Son muchos los factores que pueden causar problemas en los pies de personas que padecen diabetes, pero principalmente hay dos factores predominantes: problemas de circulación y neuropatía diabética. La neuropatía diabética puede dañar los nervios del cuerpo al tener un nivel alto de azúcar en sangre, especialmente a los nervios de las piernas y de los pies reduciendo su sensibilidad. La neuropatía diabética es una complicación común y grave de la diabetes, pero puede prevenirse con controles exhaustivos de los niveles de azúcar en sangre y siguiendo un estilo de vida saludable.

Principales factores que aumentan el riesgo de padecer problemas en los pies a causa de la diabetes:

  • Control insuficiente de los niveles de azúcar en sangre. Si no llevas un control estricto de tus niveles de glucosa, habrá más riesgos de sufrir complicaciones con la diabetes y problemas en los pies.
  • La edad. El riesgo aumenta con la edad.
  • El sexo. Generalmente los hombres tienen mayor riesgo de padecer problemas en los pies.
  • Historial clínico de diabetes. Si sufres la enfermedad durante mucho tiempo, mayor será el riesgo.
  • Padecer otras complicaciones a causa de la diabetes. Si ya tienes otras complicaciones por la diabetes, puedes ser más propenso a sufrir problemas en los pies.
  • Fumar conlleva a tener problemas circulatorios reduciendo el flujo sanguíneo en brazos y pies. Esto aumentará el riesgo de tener problemas en los pies, dañando a los nervios y retrasando la curación de posibles heridas.
  • Sufrir sobrepeso. Tener sobrepeso puede aumentar el riesgo de padecer neuropatía diabética.
  • Consumo de alcohol. Una ingesta de alcohol excesiva en el tiempo puede producir hormigueo y entumecimiento en manos y pies.

Consejos para el cuidado de los pies

Para evitar o retrasar la aparición de problemas y complicaciones en los pies, realiza los siguientes consejos:

  • Control de azúcar en sangre. Controla a diario tus niveles de azúcar y asegúrate de estar en el rango pautado.
  • Revisar sus pies todos los días. Observa cualquier variación, ampollas, cortes, grietas, hinchazón, etc. Ayúdate de un espejo o pídele a un familiar para examinar bien la zona.
  • Mantén los pies bien limpios y secos. Lava tus pies a diario y seca muy bien, especialmente entre los dedos. A continuación, hidrata bien los pies con una crema específica para evitar la aparición de grietas.
  • Corta las uñas rectas y lima bien los bordes para que no se encarnen.
  • Usa un calzado adecuado y fabricado con materiales naturales.

Si eres diabético y sufres alguna patología en los pies, no dudes en pedir cita a tu podólogo de confianza para que te asesore y guíe en los cuidados que necesites.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario