Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Claves para evitar infecciones en los pies en piscinas

evitar-infecciones-en-los-pies-en-piscinas

Desde el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla La-Mancha queremos hacer hincapié en la importancia de cuidar nuestros pies en verano. Es en esta época estival, cuando las piscinas se convierten en la mejor opción para refrescarnos y, con ello, el aumento de infecciones por hongos y bacterias en los pies. Para evitar este tipo de infecciones debemos adoptar una serie de recomendaciones que te detallamos a continuación.

5 claves para evitar infecciones y contagios en los pies:

  1. No camines NUNCA descalzo en piscinas, duchas, vestuarios o zonas húmedas. Utiliza siempre chanchas para proteger tus pies de las zonas comunes. Las chanclas son únicamente recomendables para su uso en sitios públicos como vestuarios, piscinas, gimnasios, duchas, etc., ya que evitan posibles contagios de hongos y papilomas, estando completamente desaconsejadas para su uso continuado mientras se camina o se realiza deporte. Las chancletas son un calzado con apenas sujeción y estabilidad, por lo que cuando las utilizamos de manera inadecuada para caminar en exceso, los dedos generan un sobreesfuerzo para poder agarrarse a la parte delantera del calzado, acentuando el desarrollo de patologías como dedos en garra, hallux valgus (juanetes), metatarsalgias, fascitis plantar, etc.
  2. No intercambies con nadie el calzado ni tampoco la toalla para evitar contagios.
  3. Mantén tus pies y especialmente los pliegues interdigitales bien secos e hidratados para evitar la humedad. Si tienes problemas de sudoración te recomendamos el uso de talcos y desodorantes. Opta en esta época por calzados que permitan la transpiración fabricados con materiales naturales para evitar humedad e irritaciones en la piel. Evita el calzado muy cerrado y si usas calcetines que sean con tejidos naturales.
  4. Se recomienda limpiar y desinfectar diariamente las chanclas que se han utilizado en la piscina.
  5. Después de tu higiene diaria, utiliza una crema específica recomendada por el podólogo para la hidratación de los pies, haciendo hincapié en grietas y zonas mas secas.

Infecciones más comunes:

Las infecciones más comunes que se pueden encontrar en las consultas de podología son las siguientes:

  • Pies de atleta o Tinea Pedis.
  • Papilomas o verrugas plantares.
  • Hongos en las uñas u onicomicosis.

¿Cómo identificar los síntomas si tienes una infección en los pies?

En el caso de que suframos una infección es importante actuar rápido y acudir al podólogo para que determine de qué infección se trata y el tratamiento más adecuado. Los primeros síntomas más comunes son la aparición de erupciones cutáneas, picores y sensación de quemazón en la zona afectada.

También pueden aparecer ampollas y úlceras que pueden extenderse a otras zonas del cuerpo si no se tratan adecuadamente.

En el caso de las uñas, estas pueden ser frágiles, decoloradas, blanquecinas o amarillentas, engrosadas, levantadas o rotas.

Prestando la atención adecuada a tus pies y siguiendo estos sencillos consejos evitarás la aparición de posibles infecciones. En cualquier caso, si notas cualquier síntoma de contagio, no dudes en acudir al podólogo para un diagnóstico y tratamiento acertado y seguir disfrutando del verano.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario