Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

Los podólogos piden a las aseguradoras de salud mejor remuneración de tratamientos podológicos durante el estado de alarma

quiropodia

El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos hace esta solicitud a las compañías de seguros sanitarios ante el incremento de los costes por las medidas de protección y el bajo precio de las quiropodias

El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, como entidad que agrupa a todos los colegios profesionales que representan a 7.500 podólogos, se ha dirigido a las principales compañías privadas de salud para solicitar una mejor remuneración temporal para los podólogos que atiendan a sus pacientes durante el estado de alarma y el mes posterior a su finalización.

De lo contrario, según Marcos Villares Tobajas, delegado de Compañías Privadas de Salud del Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, “muchos compañeros coinciden en que, al ser una situación excepcional, se verán abocados a tratar únicamente a sus pacientes privados relegando a los de las compañías”.

La mayoría de las compañías privadas de salud solo incluyen la quiropodia, un servicio muy básico y de baja remuneración, entre los actos terapéuticos de podología que ofrecen a sus asegurados.

En la situación actual, para el tratamiento de cada paciente, las consultas y clínicas podológicas han tenido que incrementar las medidas de prevención. “Debemos dejar más tiempo entre citas para no hacer coincidir a personas en las salas de espera, lo que disminuye la atención de pacientes al cabo del día; tenemos que utilizar mascarillas ffp2, batas quirúrgicas estériles,  guantes de nitrilo o similar, gel hidroalcohólico y desinfectante de superficies”, afirma Marcos Villares.

Los profesionales de la podología, al trabajar mayoritariamente en el ámbito privado, han visto mermada la adquisición de estos equipos de protección individual, y cuando se adquieren es a “precios desorbitados”, lo que aumenta muy considerablemente el coste de cada tratamiento de quiropodia.

El estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, considera a los podólogos como profesionales sanitarios esenciales. Por responsabilidad sanitaria, y atendiendo a recomendaciones del Ministerio de Sanidad, los podólogos solo atienden a aquellos pacientes cuyo tratamiento sea considerado como urgente para evitar que contribuyan a colapsar las urgencias del sistema público de salud.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email