Llámanos al

967 24 11 19

Horario

9:00 a 13:30 h.

/

10 consejos para preparar tus pies para el frío

10-consejos-para-preparar-tus-pies-para-el-frio

“Abrígate que el frío entra por los pies”. Seguro que has escuchado esta expresión más de una vez. Y es cierta. Así que saca papel y lápiz y apunta estos consejos para preparar tus pies para el frío:

Date un respiro, ¡y dáselo también a tus pies!

Al llegar a casa dedícate un ligero masaje para generar calor y activar la circulación sanguínea. Hasta los más frioleros disfrutarán de este momento.

Aléjate de chimeneas, estufas y braseros.

Sabemos que son los más buscados en esta estación, pero debes tener cuidado. Estas fuentes de calor favorecen la aparición de ciertas lesiones como los sabañones.

Dime cuántos años tienes y te diré cómo preparar tus pies para el invierno.

Dependiendo de la edad tu podólogo te ofrecerá unos consejos u otros. En general, para bebés, recomendamos unos calcetines específicos para que, por mucho que pataleen, no puedan quitárselos. Para los adultos más veteranos las cremas reparadoras hidratantes no pueden faltar en su rutina de cuidados diaria.

Calzado impermeable sí, pero que transpire.

Así evitaremos que los pies estén húmedos y sufran con el frío. Por eso, el calzado como las botas de goma hay que usarlas solo cuando llueve, ¿la razón? Aunque el pie no se moja, sí que suda y, al final, acaba húmedo.

Bebe agua.

¿Sabías que la falta de hidratación también incrementa la pérdida de calor de tu cuerpo y, por supuesto, en tus pies? Así que, si bajan las temperaturas, aumenta la ingesta de líquidos.

¡Anda con ojo que te caes!

Si tan importante es que el frío y la humedad no se cuelen en los pies también lo es que el calzado sea de suela antideslizante. De ahí que la suela de goma dibujada sea una gran opción. Si a todo ello le unimos comodidad y un tamaño y anchura adecuado a nuestro calzado, ¡acierto seguro!

Muévete.

¿Permaneces mucho tiempo sentado o en la misma posición? Realiza pequeños paseos para reactivar la circulación.

Protege tus pies del frío con calcetines.

Pero no de cualquier tejido sino transpirables. Los de fibras naturales como el algodón o la lana son los más efectivos. También es importante que no presionen para así favorecer la circulación.

¿Practicas deporte?

Entonces también debes elegir un buen calzado y calcetín. Por ejemplo, para los atletas las medias de compresión, entre otros beneficios, evitan la pérdida de calor. En cambio, si lo tuyo son los deportes de nieve como el esquí o el snowboard te volverás inseparable de un par de térmicos.

Visita a tu podólogo.

Ampollas, rozaduras y grietas o patologías como sabañones o piernosis, dermatitis y los eccemas son muy comunes en esta época del año. Así que, ¿por qué no preparas tus pies para el frío con una visita a tu podólogo de confianza?

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario